Publicado: Sáb, Diciembre 08, 2018
Global | Por Milagro Delgado

Trump contrata a indocumentados para limpiar su club, según NYT

Trump contrata a indocumentados para limpiar su club, según NYT

Sus tareas incluyen hacer la cama de Trump cuando éste se aloja allí y limpiar su baño, informó el diario The New York Times.

Sandra Díaz, de Costa Rica, señala que ella también estaba indocumentada cuando entró a trabajar en el Club Trump entre 2010 y 2013.

Cuando lo visitó como presidente se le indicó, según un reportaje del New York Times, que usara un alfiler con la forma de la bandera estadounidense adornada con el logotipo del Servicio Secreto.

La inmigrante de 45 años ha sido incluso reconocida por el apoyo "sobresaliente" que ha brindado durante las visitas de Trump. La Casa Blanca no ha hecho comentarios.

La historia, publicada hoy en Estados Unidos, se convirtió en tendencia en Twitter, donde muchos reclamaron la doble moral de Trump, que ha jurado acabar la migración indocumentada pero, al mismo tiempo, se ha lucrado de la mano de obra migrante.

Victorina Morales es una inmigrante guatemalteca que lleva casi 20 años en Estados Unidos trabajando con documentos falsos. No hay ninguna prueba, en cualquier caso, de que supiera de la situación ilegal de Morales o cualquier otro trabajador indocumentado en su club.

Algunos empleados del presidente Trump son o fueron inmigrantes indocumentados NYTimes
The New York Times

Como ya todos sabemos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene una particular intolerancia por los inmigrantes, sobre todo si son ilegales. En 2013 fue contratada en la propiedad del ahora mandatario con documentos que ella dijo que eran falsos, informó The New York Times.

A Victorina le ha tocado limpiar la villa del presidente mientras Trump miraba la televisión cerca; ella estuvo a un lado cuando fueron convocados para ser entrevistados los miembros potenciales del gabinete y cuando el jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, llegó a reunirse con el presidente. También afirmó al periódico que un supervisor de limpieza de Bedminster hizo comentarios insultantes sobre su inteligencia y su estado de indocumentación.

"Estamos cansados del abuso, los insultos, la forma en que habla de nosotros cuando sabe que estamos aquí ayudándolo a ganar dinero". "Nos esforzamos para atender cada una de sus necesidades y tenemos que aguantar sus humillaciones".

Tanto Victorina como Sandra Díaz, contactaron a The New York Times a través de su abogado, Aníbal Romero, quien las representa en asuntos de inmigración.

Morales dijo al Times que sabía que podía ser despedida y deportada, pero que tenía que alzar la voz.

En el reportaje igual se dio a conocer que la mucama ha solicitado el asilo y estudia presentar una demanda por discriminación y abuso en el lugar de trabajo.

Presidente Vizcarra niega "reglaje" a Alan García — Rechaza acusaciones
El equipo es fabricado por TVU Networks y en la práctica es un repetidor de señales de video y audio, que a la vez permite conexiones wifi o celular.

Me gusta esto: