Publicado: Sol, Octubre 21, 2018
Global | Por Milagro Delgado

Arabia Saudita admitió que periodista Jamal Khashoggi murió en consulado de Estambul


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha admitido por primera vez que el periodista saudí Jamal Khashoggi, desaparecido hace dos semanas en Estambul, está probablemente muerto, y ha dicho que de confirmarse este hecho habrá duras consecuencias.

"Las conversaciones entre Jamal Khashoggi y las personas con las que se entrevistó en el consulado del reino en Estambul. degeneraron en una pelea, que provocó su muerte", indicó.

Esto marcó un endurecimiento del tono por parte de la administración Trump, que se ha mostrado renuente a culpar a Arabia a pesar de la creciente evidencia de que agentes saudíes mataron y desmembraron a Khashoggi en el consulado de su país en Estambul el 2 de octubre.

El canal de televisión público también anunció un decreto real por el cual fue despedido el miembro del Consejo Real Saud Qahtany, sin ofrecer más detalles sobre los motivos ni la relación de ambos con el caso del periodista que desapareció en Turquía a principios de mes tras entrar en el consulado saudí.

"Estamos entristecidos al oír la confirmación de la muerte de Khashoggi, y ofrecemos nuestras más sentidas condolencias a su familia, su prometida y amigos", declaró la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El Gobierno turco se ha negado a comentar los rumores aparecidos en la prensa que señalan que Khashoggi fue torturado, decapitado y descuartizado en el interior del consulado.

A pesar de los crecientes indicios que implican a Riad, Estados Unidos, cuyo jefe de la diplomacia Mike Pompeo viajó el martes y miércoles a Arabia Saudita y Turquía, parece no querer irritar a su aliado saudí.

Ordenan la detención de la viuda del exsecretario de los Kirchner
Se trata de Carolina Pochetti , que deberá declarar y quedar arrestada en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas . Tras el fallo, Stornelli insistió con la detención de Pochetti y de las otras cinco personas señaladas.

Jamal Khashoggi, crítico con el Gobierno de Arabia Saudí, es uno de los casos policiales más intrigantes de los últimos tiempos.

El periodista tuvo una intensa carrera que lo hizo pasar en 35 años por el islam político de los Hermanos Musulmanes, la prensa saudita, los círculos dirigentes de Riad y los mayores diarios internacionales, entre ellos The Washington Post.

El rey saudita ordenó también la formación de un comité ministerial para reestructurar los servicios de inteligencia, encabezado por el príncipe heredero, que ya tiene el control de la mayoría de los poderes del país.

Después de que varios de sus amigos fueran arrestados durante las purgas iniciadas por Bin Salman, su columna en el diario al-Hayat fue cancelada y hay reportes de que recibió avisos de que no siguiera tuiteando.

De acuerdo con su versión, Khashoggi le había pedido que llamara a un consejero del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, si no volvía.

Según este periódico, una de las furgonetas que salieron del consulado saudí el día de la desaparición de Khashoggi fue detectada en esta provincia, a unos 100 kilómetros por carretera de Estambul.

Me gusta esto: