Publicado: Vie, Octubre 12, 2018
Global | Por Milagro Delgado

La ONU pide a Caracas liberar a 59 colombianos presos

La ONU pide a Caracas liberar a 59 colombianos presos

Ravina Shamdasani, portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, expuso su preocupación por los 59 colombianos que se encuentran recluidos por más de dos años en la Yaguara, Venezuela.

Los cautiverios, fueron arrestados en diferentes operativos realizados en los meses de agosto y septiembre del 2016 y permanecen en una celda del centro de detención de La Yaragua, Caracas, donde "sus condiciones son nefastas, con un acceso insuficiente a comida, agua y medicinas" aseguró Shamdasi.

Asimismo, denunció que "muchos de los hombres parece que están enfermos". Según su abogado, uno de ellos, William Estremor, estuvo gravemente enfermo durante varios días, y fue llevado el lunes a la sala de urgencias de un hospital. "No tenemos información reciente sobre su condición", añadió Shamdasani.

Versión especial de The Legend of Zelda llega a Nintendo Switch Online
Pues en la versión modificada que está en la biblioteca de juegos de NES del Nintendo Switch Online las cosas son diferentes. Eso no es todo, Nintendo ha prometido que Nintendo Switch online contará con 29 juegos a finales de 2018 .

"Hacemos un llamado a las autoridades venezolanas para que (...) los liberen", indicó la portavoz de la entidad, agregando que su organismo está profundamente preocupado por la suerte de "59 ciudadanos colombianos que se encuentran recluidos sin cargos en Venezuela durante más de dos años".

"Instamos a las autoridades venezolanas a garantizar que los detenidos reciban la atención médica necesaria y que en todo el sistema penitenciario se garantice a los reos el acceso a los medicamentos y los tratamientos médicos adecuados", advierte el texto.

"Es muy común que en los centros de detención venezolanos los reclusos sufran de tuberculosis, hepatitis, diarrea, y otras enfermedades", ha continuado antes de explicar que las cárceles están abarrotadas, llenas de ratas y de insectos y los prisioneros muchas veces no tienen acceso a luz natural, comida o agua potable.

Me gusta esto: