Publicado: Mar, Junio 12, 2018
Global | Por Milagro Delgado

El papa Francisco acepta la renuncia del obispo chileno Juan Barros


No estaba claro de inmediato si la decisión anunciada el lunes significaba que el Papa no aceptaría ninguna otra de las renuncias.

La aceptación de la renuncia de estos tres obispos por parte del Papa fue recibida con alegría con algunas de las víctimas.

El pasado enero, el papa Francisco viajó a Chile y en su periplo defendió al obispo Barros, considerado uno de los encubridores del cura Fernando Karadima, condenado en 2011 por la Justicia canónica a una vida de reclusión y penitencia por violaciones y abusos sexuales a menores y las ramificaciones del caso. "No puedo estar más emocionado y feliz especialmente por la gente de Osorno (.) Hoy día se están yendo los delincuentes para la casa y eso es lo importante", dijo Juan Carlos Cruz, una de víctimas de Karadima.

Y agregó que "el Padre misericordioso del cielo nos ayude a todos para mejorar, para amar en todo".

Después del fiasco mediático, el papa pidió una investigación. El papa se disculpó a las víctimas y admitió "graves errores" luego de leer un informe de 2.300 páginas sobre los abusos en Chile.

Tras Rusia, Messi definiría su futuro con Argentina
Cada uno lo vive de una manera. "Encontraré el camino cual seguir, lo agarraré y veremos cómo sigue todo". Cabe señalar que Lionel Messi estuvo presente con la selección argentina desde el Mundial Alemania 2006.

Tras las investigaciones, el Papa llamó a Roma a todos los obispos chilenos, donde estuvieron reuniéndose con el pontífice a principios de mayo, tras lo cual, con un hecho insólito en la historia de la Iglesia, presentaron su renuncia al Papa todos ellos sin excepción.

El documento detallaba presiones ejercidas sobre aquellos que debían investigar los abusos, así como la destrucción de documentos comprometedores.

El Vaticano comunicó que el papa aceptó la renuncia y por tanto quedarán sin algún cargo el obispo de Osorno, Juan Barros; de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero, estos dos últimos mayores de 75 años. Tras aceptar las renuncias de estos tres religiosos Francisco nombró administradores apostólicos "sede plena" en las tres diócesis, indicó la agencia española EFE.

Desde que estallaron en 2001 los casos de abusos sexual, primero en Irlanda y luego en Estados Unidos, las denuncias contra sacerdotes y religiosos se han multiplicado por todo el mundo, desde el corazón de Europa hasta América Latina.

Me gusta esto: