Publicado: Sáb, Junio 09, 2018
Global | Por Milagro Delgado

Se cancela la visita de Eagles a la Casa Blanca

Se cancela la visita de Eagles a la Casa Blanca

Los monarcas estarán en Washington el 19 de junio, donde serán recibidos por el presidente Donald Trump y la primera dama Melania Trump.

Desde el accionar del los Eagles, la liga nacional de fútbol americano anunció y aprobó sanciones para los equipos que cometieran este tipo de acciones en el futuro. "Hay muchas cosas en las que nosotros creemos como americanos, que él no las apoya, y también hay muchas personas que piensan que no hace nada para darlos solución".

Todo esto se da en el contexto en que Trump dijo que fue su decisión suspender su encuentro con los Philadelphia Eagles, ganadores del Super Bowl LII.

Lo más importante y perecedero para toda la vida es lo que conseguimos como deportistas en el campo sin importar quien esté en la Casa Blanca, especialmente si hay alguien como él, recalcó. Una declaración emitida por la oficina de prensa de Trump dijo que el equipo quería enviar una delegación más pequeña a la recepción, pero que el presidente consideró que los mil fanáticos que planeaban asistir al evento "se merecen algo mejor". "Están todavía invitados a la Casa Blanca para ser parte de otra ceremonia diferente, una que honre a nuestro gran país y rinda tributo a aquellos que lo protegen, haciendo sonar en plenitud nuestro himno", indicó.

El año pasado, Trump describió a los jugadores que se arrodillaban durante el himno para llamar la atención sobre la injusticia racial como "hijos de puta" que estaban insultando a la bandera y a la nación.

EU saca empleados de China al tener problemas salud
Algunos medios estadounidenses indicaron que se trataba de ataques acústicos dirigidos deliberadamente contra los diplomáticos. En la capital cubana, La Habana, más de 20 empleados de la embajada comenzaron a sentir misteriosas dolencias en los oídos.

Sin embargo, Kerr no quiso valorar la política de la NBA, que es categórica entorno al comportamiento de respeto que deben tener todos los jugadores cuando se entona el himno nacional.

Además de arrodillarse, otros jugadores optaron por cruzarse de brazos, en una protesta que estalló a finales de la temporada pasada.

Las protestas contra el himno las inició en 2016 de forma esporádica Colin Kaepernick, que jugaba para San Francisco. Parece que nada podría poner a estos dos equipos de acuerdo. Así pues la guerra entre los deportistas norteamericanos y Donald Trump sigue en pie después de la constante política violenta del gobierno norteamericano contra el colectivo afroamericano.

En un principio, y con la mano derecha sobre el corazón, Trump comienza a cantar el estribillo a todo pulmón, pero cuando olvida el resto del himno permanece callado mientras el resto de los presentes se unían al coro.

Me gusta esto: