Publicado: Sol, May 27, 2018
Global | Por Milagro Delgado

La campaña por el "no" al aborto en Irlanda admite la derrota

La campaña por el

Previamente el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, dijo este sábado que el 'sí' constituía "la culminación de una revolución tranquila".

El apoyo al "sí" fue del 77% en Dublin central, 69% en Cork Sur-central, 64 en Cork-norcentral y 60% en Galway este.

Antes del referéndum del próximo viernes 25 de mayo que podría liberalizar el aborto en Irlanda, 125.000 ciudadanos adicionales se han registrado entre los meses febrero y principios de mayo para participar en la votación.

La Octava Enmienda se aprobó en Irlanda en 1983 con más del 67% de aprobación.

Por temor a que algún tribunal interpretase que la Constitución permitía la terminación del embarazado, el movimiento Pro Vida de militantes católicos pidió a los partidos que sometieran a consulta popular una enmienda de la ley básica para prohibir el aborto con claridad.

"Con una resonante mayoría casi todas las zonas del país, hombres y mujeres, casi todos los grupos de edad y clases sociales votaron para reformar nuestra constitución para que así tengamos una constitución moderna para un pueblo moderno", aseguró el primer ministro, Leo Varadkar, según detalló la cadena de noticias CNN.

Así es el escudo de armas de la duquesa de Sussex
Mientras el Duque de Sussex pronunciaba un discurso en honor a su padre, Meghan escuchaba atentamente junto al príncipe Carlos y la Duquesa de Cornualles.

La campaña por el "no" al aborto en Irlanda admitió hoy su derrota al señalar que el triunfo del "Sí" es una tragedia de "proporciones históricas".

Hasta las 24 semanas, las mujeres embarazadas estarían autorizadas a abortar si su vida o su salud estuvieran en riesgo.

Por 66,9% contra 33,10% se introdujo en la Constitución un artículo que dice: "El Estado reconoce el derecho a la vida del no nacido y, con debida consideración al igual derecho de la madre a la vida, garantiza en sus leyes el respeto, y en la medida en que sea practicable, la defensa y vindicación por ley de ese derecho".

"En vez de decirles que tomen el barco, ahora les damos la mano y les decimos que cuidaremos de ellas", destacó Harris, en referencia a la miles de mujeres de este país que viajan cada año al extranjero para abortar, nueve a diario, debido a las restricciones de la legislación vigente, una de las más duras de Europa.

De acuerdo con esta previsión, la ley promulgada en 2013 por el Ejecutivo del Fine Gael, la primera en la historia de Irlanda, solo permite la interrupción del embarazo en circunstancias excepcionales y prevé, además, penas de cárcel de hasta 14 años para las mujeres y los profesionales de la sanidad que lo procuren al margen de las normas. El proyecto impulsado por el Gobierno del partido democristiano Fine Gael propone la interrupción del embarazo sin restricciones durante las primeras 12 semanas de gestación.

Me gusta esto: